A mi secretaria no la cambio por nada, es una madura puerca.

A la madura de mi secretaria ya le metí el miembro en todos los moteles de Veracruz y pensar que cuando la vi la primera vez quería cambiarla, la juzgue muy rápido y ni si quiera le había dado la oportunidad de que me demostrara sus habilidades en la cama. Que bueno que no la corrí, no hubiera conocido este lado de su personalidad donde es toda una puerca cogiendo, parece estar hechizada por mis 30 cm de pichón el cual no suelta para nada.

Videos recomendados