Abrió su piernas suavemente frente a mi para que me la coja

Cecilia me tenia completamente excitado, estábamos sobándonos y manoseándonos por horas. Mi verga estaba completamente erguida, mis huevos a punto de explotar, cuando de repente empezó abrir las piernas, suavemente frente a mi cara. En ese momento me hizo el hombre mas feliz sobre la tierra, esas piernas largas que tanto había esperado atravesar, estaban calientes y a mi entera disposición. Me acerque muy lentamente, me coloque entre sus rodillas, puse mi miembro en la entrada de su húmeda vagina, frotamos nuestros cuerpos y sin darnos cuenta me adentre en su cuerpo, una y otra vez hasta experimentar un orgasmos increíble.

Videos recomendados