Además de culear Anahí sabe montar riquísimo la verga

Anahí, neta, que delicia de mujer, me encanta lo bien que se mueve cuando la tengo atrapada de la cintura. Parece que no puede escapar, pero apenas unos cuantos movimientos y ya está de lleno mirándome suplicante. Y sé muy bien lo que esa mirada significa… «dame más, acaba conmigo». Obvio, que aunque me cueste la vida, sí ya sé, exagero, pero me rifo como un bendito. Y de que le regalo más de un orgasmo, eso, es más que un hecho. Si alcanzan a oír, ella realmente lo ha disfrutado, pues se enroscaba en mi pene como una autentica boa devorando a su presa… que delicia de mujer.

Videos recomendados