Al besar su cuello sentí su piel caliente y excitada

Observe que no dejaba ver el bulto que se formaba en mi pantalón, tenia la verga bien parada desde que le vi sus largas piernas, cuando llegamos a su casa solo pensaba en hacerla mía, pero no estaba completamente seguro si ella quería, los mensajes no eran del todo claros, por ese motivo fui con mucha calma. Estuvimos un buen rato platicando en el sofá, bastante cerca lo cual me llevo a rozarla seguido, con cada acercamiento me iba aceptando, hasta llegar a abrasarla, me acerque a su cuello para besarla, en ese momento sentí un calor intenso en su piel, esta mujer se encontraba en el punto máximo de excitación.

Videos recomendados