Al motel de siempre con mi amante en turno

Soy un hombre de hábitos, por eso a mis amantes las mantengo por un buen tiempo. Me gusta disfrutarlas al máximo y eso solamente lo logras con tiempo. Ahora llevo como seis meses cogiendo con esta puta, es una compañera de la oficina, una madura recién divorciada, la cual me gusta porque lo único que quiere es coger. Siente que desperdicio años de su vida sexual en su matrimonio y ahora quiere compensarlo clavando todo lo que pueda. Mi ventaja por ser un hombre infiel con experiencia, es que tengo mi tiempo bien administrado para estar con mi amante, hasta mi habitación reservaba en mi motel favorito.

Videos recomendados