Apenas le enterré la cabecita se la paso jadeando de placer.

Estábamos muy calientes que estuvimos cogiendo con todo y ropa, llegamos a la casa y fuimos directo a la cama sin escalas. Únicamente pensaba en estar bien adentro de su panocha y eso me llevo a solo sacarme la reata, aventarle un poco de saliva, hacer a un lado su calzón y dejarle ir todo el paquete, el momento mas rico fue cuando empezó a jadear de placer al sentir mi verga entrando y saliendo con vigor de su cuerpo.

Videos recomendados