Apretaba los labios para no gritar como una puta por mis clavadas.

La gorda de mi amante tenia que apretar con todas sus fuerzas los labios para no gritar como una puta, le estaba provocando unos orgasmos incontrolables con mis penetradas y no podíamos hacer mucho ruido ya que los vecinos son muy comunicativos y seguramente le cuentan al esposo que la gorda de su esposa mete a su amante a la casa. No la pasamos cogiendo toda la noche pero tratando de hacer el menor ruido posible para no ser escuchados.

Videos recomendados