Ay amor, me duele, no la metas tan duro, bueno mejor sí

Vaya perra que resultó ser esta chica. «Ay amor, me duele, no la metas tan duro, bueno mejor sí»… le dice mientras disfruta que se la metan sin condón y con un vaivén que hace que las cosas se vayan dando. Así es el sexo, así es el amor, ese que arrastra, que quema y deja un sentimiento de vacío cada que se marcha. Pero que enciende la luz de la pasión cada que regresa y, cargada de erotismo, lo difumina todo en un beso. Son los cuerpos anónimos de estos amantes los que, disparatados de energía finalmente explotan, juntos en un solo orgasmo largamente contenido.

Videos recomendados