Cachonda esposa infiel me entregó su culito virgen para desflorarlo

Cachonda esposa infiel me entregó su culito virgen para desflorarlo porque, como siempre, el marido no la atendía. Y pues, al ver esa oportunidad que se me presentaba en bandeja de plata, no la deje ir. Al contrario, se la deje ir toda y sin condón a esta pobre perrita. Estaba tan sedienta de macho que apenas si pudo decir algo mientras la penetraba. Bueno, no tenía que decir mucho ante el placer y dolor que le causaba mi verga. Y es que si pueden ver bien, la tengo muy gorda, cabezona y de un grosor aceptable. Creo que cualquier mujer tendría muchos orgasmos como ella lo demuestra.

Videos recomendados