Cada peso que me gaste en esta escort valió la pena

Tenia una cena importante en la oficina y no tenia pareja, así que aplique el consejo de varios colegas, contrate una escort hermosa como acompañante, desde que llegue a la cena fui la envidia de todos los hombres. Todos se preguntaban quien era esa hermosa rubia que me acompañaba. La escort se encontraba fascinada, se sentía como una princesa, nos pusimos a brindar varias veces, nos olvidamos del contrato y algo especial surgió esa noche. Al final de la cena terminamos el festejo en su departamento y después de pagarle lo acordado me dio un regalo, me entrego su culo de una forma increíble.

Videos recomendados