Cada que se pone lencería es porque quiere sentirse mi puta

Mi vieja es bien rara, a ella no le excita que la cachondee rico, o que la presuma llevándola a comer, a pasear. No sé, esas cosas que acostumbran todos para ganarse a una mujer, con ella, simplemente no van. A ella lo que le gusta es que la trates como puta, eso le encanta a la cabrona. Así me la gané cuando me di por vencido con ella la primera vez. Tal parece que es como una parte de su personalidad, el sentirse humillada o a merced de un hombre la somete. Y yo que la neta siempre he sido un hijo de la chingada, me la he cogido, y lo seguiré haciendo mientras no me harte de ella. Su culito aún tiene cosas que aprender de mi verga.

Videos recomendados