Clásico que va a su casa a ver Netflix y acaba empinada

Un clásico de siempre es invitar a una chica a tu casa a ver una película y acaban en bolas, sudorosos y cansados de tanto tener sexo. Cuando la chica es así de bella, uno entiende a la perfección que esto pase, pero con ella, es más que justificable, es más es una obligación. No nada más porque está super megabuena, sino porque ella adora el sexo., y no vas a encontrar a una mejor compañera de cama. Así que uno se pone las pilas y le da lo que necesita la nena para que sepa que puede regresar cuantas veces quiera.

Videos recomendados