Coger con mi prima era en lo único que podía pensar

Estaba feliz por haber llegado a casa de prima, estaba algo nervioso, pero cuando me invito a pasar, ese nerviosismo desapareció de inmediato. Estando dentro de la casa y verla, en lo único que podía pensar, era en tenerla desnuda y meterle mi miembro hasta cansarme. Mi prima siempre fue mi mayor fantasía sexual, desde que éramos adolescentes y lograr culminarla era para mí algo increíble. La recosté en su cama, me monte en ella, llevando mi miembro erguido a su boquita, paso su lengua por toda mi verga, fui bajando lentamente, frotando mi miembro por todo su cuerpo, hasta llegar a la entrada de su vagina. Ahí me detuve un momento sobándola, antes de penetrarla con delicadeza.

Videos recomendados