Con esa carita de niña como no darle más verga

Con esa carita de niña como no darle más verga  a la putita. Cómo decirle que no, además, desde que la conozco se ha dejado revelar como una hembra en celo. Como se habrán imaginado, una chica así tiene
enamorados a montón, pero por alguna azarosa y bendita contradicción, yo soy el dueño de su corazón y el único afortunado en su alcoba. Y es que créanme, la competencia es dura, hay cientos de tiburones queriéndose comer a esta Caperucita, pero soy más Lobo que cualquiera y eso me salva. No deseo perderme ninguna noche junto a ella. No ahora que el sexo es intenso y delicioso, no ahora que ella se entrega como ninguna y me llena de besos y caricias a manos llenas.

Videos recomendados