Con mi linda vecinita, la monta verga más salvaje del sur

Tengo una vecinita que vive con la concha caliente. Esa panocha siempre esta dispuesta; adora que se la chupen y que le metan la pija hasta el fondo y con rudeza. Para nuestra suerte, su madre es de las que tardan horas en volver cuando sale de compras, pues le canta chusmear con los demás vecinos. Ese tiempo lo aprovecho bien…Ni bien veo que sale de compras me cruzo para cogerme a su hija…

La muy putita hasta tiene una caja de condones para mi. «Soy muy puta, pero si la metes que sea con condón», me dice. Las montada que me da mi vecinita son para el recuerdo, por eso me encanta grabarla…

Videos recomendados