Con mis penetradas mi verga recorrió toda su rica vagina

Desde que nos desnudamos estuve metiéndole la verga, en ningún momento descanse. Mi verga estaba bien dura desde que la vi, solo estaba esperando el momento de estar adentro de ella y hacerla completamente mía. Mis penetradas fueron muy tranquilas, me la coji con mucho cariño, una vez que se la metí, estuve entrando y saliendo de su panocha, para recorrer cada centímetro de su deliciosa vagina. Con mis movimientos perfectos, al momento de penetrarla, mi novia se encontraba disfrutando al máximo, sus gemidos la delataban y no podía dejar de gritar. Después de esta larga tarde de sexo, nos quedamos dormidos hasta el otro día.

Videos recomendados