Con tremendo culo se merecía una buena penetrada de perrito.

Ese culo a gritos me pedía que la colocara de perrito y se le metiera con ganas, llegando a la habitación le ordene a la nena que se bajara el pantalón y que mostrara esas nalgas, ella muy obediente me dio la espalda dejando caer su ropa y ese culo hermoso salió a la luz, en ese momento solo quería tomarla con fuerza y dejarle ir todo el poder de mi reata. Agarre con firmeza mi verga y la penetre con todas mis fuerzas hasta llevarla al máximo placer.

Videos recomendados