Con un poco de alcohol todas las perras aflojan las nalgas

Me fui de antro con unos camaradas a ver qué pescábamos, aunque pasaron las horas yo no perdía la fe, y todo salió a pedir de boca. Resulta que me encontré a esta chica que iba con un grupo de amigas que iban en plan de lo que fuera. Así que como podrán imaginarse tuve muchas suerte de que ella se fijara en mí, pues la fiesta se prologó hasta momentos muy placenteros. Para hacerlo más interesante ella me mostró que podría hacer de todo, y yo, le seguí el juego de modo que el resultado fue una noche de sexo salvaje y muy satisfactoria.

Videos recomendados