Con unas nalgadas le desperté las ganas de coger

Mi esposa se aburre de esperarme en la noches, normalmente se queda dormida, ya que mi trabajo es muy demandante, regularmente salgo muy tarde y voy llegando a casa en la madrugada. Sin embargo no me gusta que se vaya a dormir sin coger, tengo que darle su buena porción de leche, pero al verla bien dormida me da un poco de pena despertarla, por eso le doy unas ricas nalgadas, con ese incentivo se despierta emocionada y se levanta excitada por recibir mas. Ahí es cuando la espero con la verga firme y lista para hacerla gritar y gozar.

Videos recomendados