Con unas tetas así de grandes cómo podía decirle que no

Con unas tetas así de grandes cómo podía decirle que no a sus peticiones. Lo que me pedía era tan sencillo pero a la vez riesgoso. Sólo me pedía coger sin condón, no es que no me guste pero tampoco me gusta arriesgarme. Y bueno, ya que estuvo insistiendo tanto, pues ni modo. Por eso aquí me ven entregado totalmente a este monumento de mujer. Bien que valió la pena arriesgarse a tanto, y saben qué, ha sido fabuloso. Noten como se muerde los labios mientras se mueve de lado a lado sintiéndome. Vean los gestos y gritos ahogados que delatan sus múltiples orgasmos.

Videos recomendados