Desperté a mi esposa con una sabrosa penetrada anal.

El sexo anal en mi matrimonio es algo habitual, desde la primera vez que lo probamos nunca lo dejamos, mi verga esta perfectamente diseñada para el culo de mi esposa, ademas mi vieja prefiere el sexo anal. Se esta haciendo costumbre llegar a mi casa y despertar a mi mujer con sexo anal, ademas por el horario de mi trabajo solo a esa hora puedo coger, por eso siempre llego a casa bien caliente. Mi mujer siempre duerme en calzones para esperarme, ella sabe muy bien que llego con ganas de clavar, por ese motivo casi siempre duerme desnuda.

Videos recomendados