Después de un rato de caricias se arrodillo a chupármela

Estoy muy contento con esta chiquita, el sexo con ella es único, creo que me estoy enamorando. Estábamos en el sofá de su casa, empezamos con unas caricias muy inocentes, pero poco a poco fueron aumentando la intensidad, empezábamos a calentarnos, la verdad yo me encontraba bien caliente, per mantenía la prudencia, por estar en la sala de su casa, pero apenas se dio cuenta de la dureza de mi verga, se arrodillo frente a mi sacando mi pene y dándome una mamada increíble. Provoco que mis ojos quedaran en blanco, cuando se trago todo la leche al momento de venirme.

Videos recomendados