El trasero de mi amiga me excita de una manera inexplicable.

A esta amiga la conocí en la universidad y desde ese entonces tiene unas nalgas bien sabrosas. Fue en clases donde empezó mi obsesión con verle ese trasero, a ella le gustaba sentirse observada y cuando me cachaba viéndola mas se levantaba la falda para que alcanzara a ver sus nalgas, pero no fue hasta hace poco que por fin disfrute de esas curvas, me la coji en un hotel en un viaje de trabajo y ese trasero empinado sobre la cama me provoco una erección única.

Videos recomendados