Empece lamiendo su cuello para terminar con brutales clavadas.

Me gusta una amiga de mi hermana y no deje de molestarla hasta hacerla mía por completo, la nena se carga un cuerpo exquisito que no había día que no me la comiera con la mirada cada vez que venia a casa a visitar a mi hermana. La puta cayó en mis redes seductoras y ahora no puede separarse de mi ni una sola noche, ayer me la coji en un hotel y empece a lamer su cuello hasta dejarla sin ropa y cuando la quedo bien mojada finalice con unas brutales clavadas.

Videos recomendados