Empezó yoga para complacer a su novio y se terminó cogiendo al profesor

A las mujeres les gusta estar siempre lindas. Por eso van al salon de belleza todas las semanas, hacen dieta y van al gym para mantener su figura. Ser deseadas es el motor que impulsa todo ese trabajo, uno que se esconde tras el cuento de «lo hago para estar más linda para mi novio». Cuentito corto, porque poco tiempo pasa hasta que se termina cogiendo al profesor. Y si, ser deseada incluye también a su instructor.

Esta historia es un buen ejemplo. Como esta belleza se alista para calentar a su profesor de yoga que, ya acostumbrado a cogerse a sus alumnas de novia, estaba listo para llenar la boquita de su nueva alumna. Dale la verga que tanto anda deseado para dejarla más que satisfecha con su clase.

Y si, con tantos sentones el «yoga» la dejará en perfecta forma.

Videos recomendados