En su cara podía ver los excitada que estaba al sentir mi verga

Nos citamos en el hotel mas lujoso, un culo de esa categoría no podía llevarlo a cualquier lugar, ademas la mujer me lo exigió. Desde que llegue al hotel, me dejo impactado por su increíble belleza, es el estereotipo de mujer perfecta, delgada, alta, cabello largo y un rostro hermoso. En mi cabeza solamente pensaba en poseerla, así que la lleve a la cama, le baje los calzones y le chupe la panocha con gran intensidad. En ese momento la flaquita supo que seria una noche de sexo ardiente, la deje bien caliente depuse de esta mamada, que después a gemidos me suplico que le meta la verga, que ya no aguantaba mas y que necesitaba sentirme.

Videos recomendados