Entre en su vagina caliente sin avisar y de una sola estocada.

Estaba en la cama con la gorda acariciándole todo el cuerpo en especial esa panocha gigante y apretada sin embargo por mas caricias y frotadas no me dejaba penetrarla, la mujer se hacia la difícil y mi verga estaba a punto de explotar de tanta excitación, así que en un descuido entre en su vagina ardiente de una sola estocada, coloque mi verga en sus labios vaginales y se la empuje con fuerza hasta metérsela enterita ella grito que ya no se la que nunca mas.

Videos recomendados