Esta pequeña parte de mi vida se llama felicidad porque no paro de coger con mi novia.

De tanto coger con mi novia hasta ya sueño con sus gemidos, no puedo parar de metérsela, no mames andamos bien pinches calientes todo el día, posiblemente es la edad o no se pero que rico me la paso clavando y mi novia con lo gemidos que da su felicidad no se puede negar. El otro día hasta soñé con sus gemidos, que rico cogemos que hasta en mis sueños me ando clavando a mi novia, esa solo fue una señal de seguir por este camino de sexo. Cuando desperté le mande un mensaje por whatsapp a mi novia contándole mi sueño y no mames, mi vieja se enamoro y se puso mas caliente que en vez de recibirme con los brazos abiertos me recibió con las piernas bien abiertas para darle lo que mas le gusta mi verga bien glaseada.

Videos recomendados