Esta vieja estaba borracha y caliente cuando la subí al taxi

Pues ya que me la encontré muy ebria y caliente pues aproveché para invitarles unas cheves para el camino, Y pues entre que íbamos platicando muy a gusto y que las copas se iban vaciando (bueno las cheves) pues enfilamos a un sitio para platicar a gusto.. En este punto estoy seguro que ya se imagina  a qué sitio me la llevé.  ¡Pues claro, no podía ser de otra manera! Además, ella no protestó, al contrario,  hasta me indicó uno mejor. Y como se logró una buena confianza y todo salió a pedir de boca, pues… la verdad me sentí en las nubes cogiendo con esta princesa.

Videos recomendados