Estaba hambrienta de sexo y me la coji ferozmente por el culo.

La gorda se encontraba hambrienta de sexo y la verdad no quería clavármela hasta que me dijo las palabras mágicas, “métemela por el culo” cuando escuche que necesitaba sentir una verga por el ano no pude resistirme a tan hermosa invitación, nos fuimos a mi recamara, la acomode de perrito sobre la cama, acaricie sus enormes nalgas calientes me coloque en posición y se la estuve ensartando ferozmente hasta venirme bien adentro.

Videos recomendados