Estudiante de ingeniería coge como una perra en brama

No es sólo su carita de perversa o esa voz de perra
que me enloquece lo que me hizo animarme a grabarme junto a ella. No, lo que en
realidad pasó es que quería tener un recuerdo de ella junto a mí, en ese
momento. La verdad es que una mujer así es difícil que un hombre no la busque.
O sea, es el objeto de deseo de muchos, y pues, ante eso, lo que sea de cada
quien, me siento afortunado, y antes de que algo pase, pues… la grabé. Y la
tengo como más me gusta: gimiendo rico. Tan rico que ya estoy masturbándome… Si quieres ver, déjame tus datos, pero sólo si eres mujer.

Videos recomendados