Estuvo chupando mi verga hasta venirme en su boquita

Como toda buena mama, me complace cualquier capricho que tenga, en esta ocasión le pedí que me chupara la verga, pero hasta que terminara en su linda boquita, quería ver cómo se traga toda mi leche. Llegando al motel me la coji, después de esa larga ensartada, empezó a besarme el pecho, hasta bajar a mi verga, fue ahí cuando me di cuenta que cumpliría mi capricho. El aroma de nuestros fluidos en mi verga la excitaban aun más, estuvo mamando por muchos minutos, hasta que llego el momento de eyacular, deje salir un chorro de leche en su boca.

Videos recomendados