Estuvo poderosa la cojida que le estuve dando a la gorda, le destrocé la panocha.

Ya le tenia unas ganas bien cabronas a esta gorda cachonda porque se dice en la colonia que le encanta comer verga y no hay nada que me ponga mas caliente que una vieja bien putita. Pues el conecte con la gordita fue bien fácil cuando se tiene ganas de coger las cosas se dan rápido y con esta putita sólo tarde un día para llevármela directo a la cama. Nos vimos en su casa porque en la mía siempre esta mi esposa, apenas llegue nos fuimos a la recamara y la gorda empezó como toda una experta, con una rica chupada de pito ya cuando me dejo la verga bien firme la puse de perrito y le estuve dando mi poderosa cojida, unos tremendos azotes que le daba en su culote que los gemidos empezaron a salir y se transformaron en gritos.

Videos recomendados