Firmes y sabrosas nalgas que se manda la mujer de mi compadre.

Pues fue inesperado terminar en la cama con la mujer de mi compadre pero la verdad hubiera sido un pecado negarme a darle placer a esta mujer, la muy puta esta muy buena tiene unas nalgas firmes y se estuvo dando unos azotes en mi verga increíbles, con cada penetrada yo estaba como en el cielo. El ver ese culo ensartándose una y otra vez me llenaba de alegría y placer es algo difícil de explicar por eso me la seguiré cogiendo hasta encontrar las palabras.

Videos recomendados