Irene grita cada que le meto mi verga cabezona pero sigue pidiendo más

Irene es mi vecina desde hace años, nos conocemos de toda la vida, pero siempre hemos tenido algo en común: nos encanta el sexo. Y aunque ella no fue mi primera mujer ni yo quien la estrenara, la vida da vueltas y hoy somos una pareja en plenitud. Hemos hecho de todo en estos días, que parecen meses por la sucesión de hechos que se han desencadenado. Y saben qué, eso me fascina. Creo que ella piensa lo mismo, porque la verdad nos divertimos demasiado teniendo sexo. Y no es que lo hagamos una vez, nos tomamos mucho tiempo para disfrutarlo y prolongarlo lo más que se pueda siempre.

Videos recomendados