Ivana Montana estaba tan borracha que accedió a coger conmigo

Ivana Montana estaba tan borracha que accedió a coger conmigo… ¡y sin condón! Si eso no es tener suerte, entonces no sé qué sea. Además, se portó tan cachonda que mi erección se transformó en algo portentoso. Y si no me creen, vean lo bien que la pasamos juntos. Sus gemidos, o gruñidos, son algo delicioso porque sabe pedir con caricias y miradas lo que le gusta. Y yo, que ya estaba totalmente entregado puse todo para satisfacerla. Así que sin duda ha sido una mañana afortunada. Yo recibí un mañanero delicioso y ella muchos orgasmos que la relajaron más.

Videos recomendados