Julieta finalmente accedió a coger rico conmigo y fue delicioso

Julieta finalmente accedió a coger rico conmigo y fue delicioso tanto que apenas si pude contenerme. Y es que la muy cabrona, apenas si podía sostenerse de lo bien que la estaba pasando. Es decir, las piernas no podía tenerlas arriba, así que tuve que sostenérselas mientras la penetraba. Eso me encantó, y me dejó con ganas de más. Más de su sabor, de su calor, de su ternura, de esa pasión desmedida que me quema. Algo que ahora que recuerdo con este video, me hace temblar de deseo y pasión. Por fortuna mañana la veo, y seguro les compartiré otro video con ella.

Videos recomendados