La calentura nos llevo a subirnos a la mesa a coger con locura.

La conversación con mi amiga transcurrió de manera interesante porque poco a poco fue subiendo de tono y cada vez hablábamos de cosas sexuales, cosas que no gustarían hacer en la cama y fantasías por hacer. Después de tanta información nos llevo a ponernos muy calientes que nuestros cuerpos se acercaron y terminamos besándonos en la cocina, eso besos nos orillaron a coger sin freno y pasión que terminamos cogiendo sobre la mesa.

Videos recomendados