La coloque de perrito y se la estuve metiendo como una bestia.

Me encanta cogerme a mis putas de perrito, en esa posición soy el rey del sexo. Apenas coloque a esta nena de cuatro patas sobre la cama me entraron unas ganas inmensas de hacerla mía, me convertí en una bestia metiéndole la verga sin descanso y ella en verdad me lo agradeció porque nunca en su vida había recibido unas clavadas de esa magnitud, la nena después de sentir el rigor y poder de mi verga no la quería dejar ir de su cuerpo.

Videos recomendados