La doña rogaba porque le meta la reata y se la termine clavando.

Una doña mas que no se puede resistir a mis encantos, al ser contratista de construcción siempre trato con doñas que quieren construir o remodelar algo en su casa y al momento de negociar no falta la señora que quiere ahorrarse una lana con sus nalgas y la verdad no me puedo negar a este tipo de pago, soy un hombre de negocios y el sexo es una moneda de cambio en mi industria así que a esta señora me la coji hasta cobrarme el ultimo centavo.

Videos recomendados