La esposa de mi hijo es putísima en la cama

La esposa de mi hijo finalmente se entregó a mí. Finalmente y luego de mucho perseguirla finalmente me dejó cogérmela. Y saben qué, fue realmente delicioso. Me encantó la forma en que ella se entregó a mí hasta dejarme satisfecho. No se bajó de mi verga sino hasta que ella mismo tuvo varios orgasmos. Y aunque ya sentía que no aguantaba, me concentré para que mi erección no me fallara. Es que con esa lencería tan bella y sexy simplemente no podía concentrarme. Me dejó helado cuando la vi, por eso cuando se subió a mi verga quise compensarla. Quise que sintiera mi dureza en su máxima expresión. Que sus ricas nalgas se supieran complacidas ante mi grosor y longitud. La esposa de mi hijo sin duda es una hembra que merece que te la cojas hasta dejarla exhausta.

Videos recomendados