La flaquita pedia mas entre gemidos y gritos de placer

Este negro le destrozo la vagina a esta flaquita, la mujer se manda una panocha muy amplia, pero después de estas embestidas se la dejaron mas ancha. Se despertó con una ganas inmensas de clavar, pero necesitaba algo que la llenara por completo, así que decidió probar un negro. La flaquita fue con dudas pero al ver ese pichón erecto, su mirada describía felicidad. Antes de introducirse esa enorme verga en su cuerpo, inteligentemente la saboreo con la boquita, le paso la lengua muchas veces, necesitaba dejarla bien humectada. Una vez que termino de chuparla, se monto en ella, provocándole unos gritos de dolor, pero después de unos minutos, se volvieron gemidos de un placer infinito.

Videos recomendados