La gorda y ardiente de mi vecina se la trago de perrito

Ojalá tuvieras mas vecinas como esta gorda, mínimo dos veces a la semana me la termino cogiendo, a la mujer le falta mucho sexo en su vida de mama soltera. Me hablo desde temprano porque andaba con ganas y se sentía ardiente, solo con escucharla me dejo la verga erecta y no tarde mucho en llegar a su casa. Se encontraba bastante traviesa, así que me la coji en la cocina, decía que fue su primera vez clavando ahí, la verdad no le creo mucho, pero yo me dedique a darle brutales embestidas, porque se culo así empinado se veía muy excitante.

Videos recomendados