La hija de mi vecina inicio su vida sexual conmigo

Lupita es una muchacha de solo 18 años, la conocí cuando me pase a vivir a mi departamento nuevo, porque es la hija de mi vecina. Desde que nos conocimos, sentí una fuerte atracción hacia ella, lo mejor es que fu algo mutuo. Todo inicio una noche cuando ella se encontraba borracha, me confeso que necesitaba estar en esa condición, para atreverse a venir a verme y entregarse en cuerpo y alma. Me excito el verla tan caliente, que me deje llevar por la lujuria, empezamos a coger apenas nuestros cuerpos se acercaron y no paramos hasta quedar completamente saciados de sexo.

Videos recomendados