La incline en la cama y le deslice mi verga hasta el fondo

Mi verga recorrió todo su cuerpo excitado, una y otra vez hasta el punto, de mojarse por completo la ropa interior. Después de un rato de tocarnos y besarnos con intensidad, me coloque atrás y la incline sobre la cama, me dejo ver su caliente vagina, en ese momento con mi verga lubricada y dura, se la deslice suavemente hasta lo más profundo. Su espalda se enderezaba al sentir mi verga entrar y sus gemidos aumentaban de intensidad. En ese momento del clímax, nuestros cuerpos calientes y excitados se conectaron, hasta llegar a un intenso orgasmo simultáneo.

Videos recomendados