La incline sobre la cama y después de unas caricias me la coji.

Fue una noche cogiendo increíble, fuimos a un hotel porque la gorda es casada y tenemos que tener cuidado porque es bastante celoso el marido. Le tenia muchas ganas a la puta y por eso llegando lo primero que hice fue quitarle la ropa e inclinarla muy bien sobre la cama, dejándola en posición de perrito. Le propicie una serie de caricias en las nalgas y en todo el culo para después dejarle caer una lluvia de penetradas que la trasladaron al paraíso.

Videos recomendados