La mujer de mi amigo es tan puta que no para de gemir

Que cosa tan rara me pasó, pues resulta que esta mujer, la mujer de mi amigo es tan puta que no para de gemir. Lo que me recuerda que en cuanto le metí la punta de mi verga la putita dijo «ahh» y empezó a pedir que no parara. Jajaja, todas son igual, muy fieles y lo que quieras, pero re putonas las pendejas en cuanto se las dejas ir. Ahora lo que quiero es volver a culearla, obvio si que mi compa nos grabe porque eso no me excita. Prefiero que la vieja que me cojo se concentre en mí. Sólo en mí.

Videos recomendados