La primera vez que se la metí por el culo

La primera vez que se la metí por el culo lloró de dolor. Pero ahora que ya se acostumbró la putita no deja de pedir que se la clave rico por ahí. Sin duda es algo que me encanta darle porque aún aprieta rico y ya no llora. Eso ayuda mucho porque a veces me desconcentraba demasiado al oírla así. No sabía si se quejaba o de verdad pedía que parara. De cualquier forma nunca me detenía, siempre le daba lo que ella me pedía. Así soy yo, bestial pero todo un caballero en la cama. Si ven sus lagrimas sabrán que son de puro agradecimiento porque un hombre como yo se la coja.

Videos recomendados