Lamí su clítoris muy suavemente hasta excitarla.

Le fascina que le chupe todo su cuerpo, cuando menciono todo el cuerpo es verdad, porque le termino pasando la lengua hasta por el culo, la verdad no solo ella se excita, igual yo me pongo bien caliente. Cuando vamos a coger las lamidas son lo primero, inicio por su cuello, bajando lentamente por su espalda, casi al mismo tiempo le chupo las tetas y la cintura, me detengo un buen rato en sus senos, pasando mi lengua por sus ricos pezones, después de un rato ella me empuja hacia su deliciosa vagina, ahí es cuando no suelto su clítoris hasta hacer gozar, después de ese rato besando esta mas que lista para coger.

Videos recomendados