Lamia con mucha pasión mi verga por eso me la coji con furia.

Después de esta mamada de verga que me dio la flaquita de mi amiga creo que no la voy a dejar, imposible olvidar ese talento que tiene para succionar mi pito. La flaca tomo mi verga desde el cimiento agarrándolo con firmeza y empezó a lamerlo con mucha pasión, bajando y subiendo por todo el tronco con su lengua caliente y húmeda, recorriendo cada vena que se marca en mi pichón y sintiendo la insólita dureza con sus labios.

Videos recomendados